Una radiografía al Estado español

Estamos asustados, aterrorizados, destrozados, humillados, desolados, desconcertados, indignados, crispados, solitarios, desamparados, confundidos, desahuciados, empobrecidos , dependientes, condenados y muchos más adjetivos que pueden  definir a la sociedad de este país “in-justiciero” llamado España.

Por otro lado están los imputados, corruptos, adinerados, males juzgados, mentirosos, recortadores sociales, egoístas, desvergonzados y más adjetivos que podrían calificar a la clase del poder español, cada vez más privilegiada con diferencia a la sociedad de este país donde el umbral de la pobreza  aparece significativamente.

Luego están los jueces que son los que se suponen tienen que lidiar con la justicia ya que poseen el poder judicial de este país tan injusto en el que intentamos sobrevivir. Sin embargo actualmente parece que el poder político ha conquistado el  poder judicial. De esta forma podemos observar como los políticos españoles tienen un poder sobrevalorado. Este excesivo poder de los políticos que están acaparando hace que la democracia se esfume y aparezca pinceladas de la dictadura falangista que vivimos hace unos años sin que nadie lo pueda remediar.

Actualmente surgen partidos políticos que parecen estar consiguiendo que el bipartidismo ponga fin a cuarenta años soportando al PP y al PSOE. Podemos, IU, Ciudadanos y UPyD entre algunos más son los que pueden cambiar el rumbo político español. Según las encuestas del CIS dan a Podemos como el partido político mejor posicionado para darle otros aires al panorama del poder español.

Nuestra política necesita una regeneración de actores y este parece ser el año que puede dar el esperado cambio al monopolio PPSOE que nos está llevando al caos económico, social y cultural lleno de recortes a favor de los ricos y en contra de los pobres.

Anuncios