Los porqués sin  razón del “mundo discapacitado”

¿Por qué cuando te ven con alguien se creen que es algún familiar? ¿Por qué cuando te acompaña un ser querido al médico el doctor siempre le pregunta al querido ser por tu estado? ¿Por qué cuando te vas con un amigo a tomar una cerveza el camarero siempre le pregunta lo que te apetece tomar a ti? ¿Por qué todo aquel que se ajunten contigo tienen  que ser buena persona? ¿Por qué cuando vas por la calle te preguntan que si tienes la terminación del 69 para el cupón de hoy? ¿Por qué cuando vas a cruzar la calle te dicen cuando la tienes que cruzar?…

¿Acaso por rodar en silla de ruedas no podemos tener amigos?  No tenemos las capacidades de sentir que estas con la gripe u otra enfermedad ni sabemos que nos apetece tomar en cada momento. Además toda persona que vaya con alguien en silla de ruedas son buenas personas aunque luego pasen por tu lado y te robe la cartera. Por hacer una vida “sobre ruedas” tienes que vender cupones de la ONCE si o si y si quieres dedicarte a otra cosa te jodes. También si vas en silla de ruedas también confundes el rojo, amarillo y verde de los semáforos por defecto.

Una persona por tener alguna capacidad diferente tiene la misma capacidad de tener de tener amigos fuera del ámbito familiar. Los doctores, camareros y demás profesionales que suelen aparecer muchas veces en las vidas de todas las personas deben tratar a todas las personas por igual. Los tópicos de la Marca España que dicen los que las gaviotas azules y los aguiluchos sobrevuelan los cerebros cerrados con un candado deben desaparecer.

Esta es la cultura que nos rodea con excepciones y sin ellas. La cultura de un país donde hay más listos que tontos según algunos, donde ni los listos son tan listos ni los tontos tan tontos. Aún quedan muchos porqués para tan pocas razones sin razón. Vive la vida y deja vivírla felíz.

Anuncios

Un posible “voto sobre ruedas” español

Entre Venezolanos y Nazis está el cambio del bipartidismo español según dicen las encuestas que en este año electoral se están llevando a cabo. Podemos y Ciudadanos son los partidos recién elaborados que están consiguiendo derrocar el bipartidismo desde que lo que llaman democracia y no lo es se instauró en España.

Los que dicen que son Venezolanos está presidido por un señor con melenas que hace que el cambio político y el cambio de la sociedad, si logra su objetivo, seá más patente si cabe. El otro, el de los Nazis, es más típico plutócrata en el cambio político que dicen los entendidos, por lo que el cambio puede convertirse en un recambio.

El Melenas está en la palestra por su presunto apoyo a las políticas dictatorías de Venezuela. Aunque ahora parece que se decanta por políticas de los países nórdicos europeos como Finlandia, según sus últimas declaraciones públicas.

Al típico plutócrata no le están ayudando nada algunos de sus compañeros en esta aventura hacia el cambio político por llamar “subnormales” a niños con Síndrome de Down o querer tratar a “una madre que deja nacer a un niño con discapacidad como criminales” porque deberían abortar según algún componente de este partido político que en ocasiones ven gaviotas azules volando alrededor de sus cerebros.

Por el contrario el partido que dirige el Melenas tiene en sus filas a una persona con discapacidad o un “cascao”, como él mismo se define, que desde el año pasado es uno de los cinco eurodiputados  de este novedoso partido político español en el Parlamento Europeo y que actualmente se presenta a las Elecciones Municipales de la Comunidad de Aragón con el objetivo de ser el nuevo presidente aragonés demostrando que nosotros, los cascaos, somos capaces de todo e incapaces de nada.

Como niño con discapacidad que fui y adulto con la misma discapacidad que sigo siendo, mi parálisis me quiere mucho y es permanente, prefiero a un venezolano malo que a un buen Nazi. Todos somos Pablos y Echeniques cuando hablamos del cambio político y social real en este país.