El circo de las mariposas

Este texto es una parte de un “comentario de materiales” de una amiga que estudia Educación Infantil. Gema vivió mi infancia intensamente como si fuese una más de mi familia ya que vivíamos puerta con puerta. Hace unos pocos años nos volvimos a reencontrar como si no hubiera pasado  el tiempo que había pasado.

El corto  ”El circo de la mariposa” es un gran ejemplo que nos trasmite que por muy hundido que estés, por poco que pienses que vale tu vida o que no vales para nada, siempre hay alguien a tu lado que te ayuda a descubrirte y valorarte.

Eso me ha recordado la historia de Jose, un amigo de la infancia que se ha convertido en un hermano.

Él era mi vecino de la puerta de enfrente, crecimos juntos jugando en el rellano que separaba su puerta de la mía, mi memoria es pésima pero siempre recuerdo a Jose revolcado por los suelos o reptando como una serpiente, su madre tuvo problemas en el parto y Jose tiene parálisis cerebral. Es incapaz de caminar sólo,(él lo llama anarquía muscular), tampoco se le entiende con claridad a la hora de hablar. Éramos grandes amigos y pasábamos el día jugando, pero  vivíamos en un tercero sin ascensor y para Mercedes, la madre de Jose, era un gran esfuerzo subirlo y bajarlo a caballito cada vez que teníamos que ir al cole, así que se mudaron al pueblo de al lado a una finca con ascensor. Pasaron los años y el contacto se va perdiendo, pero siempre tenía en mente a mi colega de rellano, hasta que un día me encontró por medio de una red social. No sabéis la alegría que me dio no sólo volver a saber de él, sino ver lo grande que era su vida, todo el repertorio de fotos que tenía colgadas en diferentes partes del mundo, subiendo el peñón de Ifach (a hombros y con ayuda de amigos), recorriendo la muralla china, tatuándose después de una noche loca por Amsterdam, en Bilbao, Londres, Nueva York, en los juegos paraolímpicos de Pekin, donde fue medalla de bronce en Boccia (un deporte parecido a la petanca). Un gran ejemplo de superación que necesitando ayuda hasta para ir al baño no ha tenido límites y nada le ha impedido vivir.

Ahora estudia periodismo, se mueve de aquí para allá en su silla con motor y su móvil de primerísima generación, y a pesar de su discapacidad (palabra que odia) lo veo capaz de todo.

ANARQUÍA MUSCULAR

Qué gran trabajo hizo Mercedes y a su vez sus compañeros, amigos, profesores, para reforzar no sólo la autoestima de Jose dándole todo el amor y el afecto del mundo, sino reforzando sus habilidades, para que no se quedara quieto viendo pasar la vida desde su silla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s